Carta de convivencia

Con el fin de informar a cuantos participan de la labor educativa y de orientar las iniciativas y responsabilidades de todos los implicados en este proyecto, se hacen públicos los principios y valores que la sustentan y que se concretan en la siguiente:

CARTA DE CONVIVENCIA

La Carta de Convivencia es una declaración de principios, que recoge los compromisos asumidos por el conjunto de la comunidad educativa.

Como escuela católica, nuestro Centro, se propone presentar el mensaje de Jesucristo en la realidad socio-cultural de cada lugar, como expresión de su identidad y de su vocación evangelizadora. Siendo consecuente con la misión docente de la Iglesia, implantado un modelo educativo, abierto a la transcendencia y a una concepción cristiana del hombre, de la vida y el mundo.

El ideario también cultiva un ambiente de familia que fomenta la sencillez, la confianza y la ayuda mutua, favoreciendo un clima de austeridad que elige el ser sobre el tener.

Este humanismo cristiano acepta los valores de la LOE y añade otros específicos:

  • El pleno desarrollo de la personalidad y las capacidades de los alumnos.
  • La educación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales en la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y en la igualdad de trato y no discriminación de las personas con discapacidad.
  • La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de la convivencia, así como en la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos.
  • La educación en la responsabilidad individual y en el mérito y esfuerzo personal.
  • La  formación para la paz, el respeto de los derechos humanos, la vida en común, la cohesión social, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos así como la adquisición de valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente, en particular al valor de los espacios forestales y el desarrollo sostenible.
  • El desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor.
  • La formación en el respeto y reconocimiento de la pluralidad lingüística y cultural de España y de la interculturalidad como elemento enriquecedor de la sociedad.
  • La preparación para el ejercicio de la ciudadanía y para la participación activa en la vida económica y social, con actitud crítica y con capacidad de adaptación a las situaciones cambiantes de las sociedades del momento.

Además pretendemos prestar un servicio educativo de calidad, abierto a las innovaciones y requerimientos de la comunidad educativa y de la sociedad, impartiendo una formación integral tanto en conocimientos como en valores cristianos que satisfaga las necesidades del alumnado y el entorno, contribuyendo a su desarrollo y espíritu crítico, facilitando la formación continua y la inserción socio-laboral.

Como Centro de Enseñanza ha adoptado la Calidad como una filosofía de actuación que se identifica con las siguientes directrices:

  • El trabajo bien hecho y la mejora continua de nuestras actividades, de los servicios que prestamos y de los procesos de trabajo.
  • La aportación de valor a los alumnos, al personal de la organización y a los grupos de interés, escuchando su voz y procurando satisfacer sus expectativas
  • La adopción de metodologías de trabajo basadas en la gestión a partir de datos, su evidencia, y en el trabajo en equipo mediante la planificación, el desarrollo y la revisión de los procesos.

Por último, a todos estos principios y valores hemos de añadir lo siguiente:

  • Nos esforzamos en garantizar el conocimiento, cumplimiento y respeto de las NCOF del Centro y en favorecer una actitud positiva ante los avisos y las correcciones.
  • Respetamos la integridad física y moral, los bienes de las personas que forman la Comunidad Educativa y de aquellas otras personas e instituciones que se relacionan con el Centro con ocasión de la realización de las actividades o servicios del mismo.
  • Fomentamos un uso adecuado del edificio, mobiliario, instalaciones y material del Centro, conforme a su destino y normas de funcionamiento, así como el respeto a la reserva de acceso a determinadas zonas del Centro.

Esta declaración es aprobada por el Consejo Escolar del Colegio Episcopal Sagrada Familia el día 27 de Octubre de 2011, y para que así conste lo firman los representantes de la Comunidad Educativa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información +

Por la mera visita a la web, los usuarios no facilitan información personal alguna ni quedan obligados a ello.
Para la utilización de nuestro sitio web es necesaria la utilización de cookies, con la finalidad de mejorar el servicio prestado por Más Marketing.
En cualquier momento puede ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando.

Puede obtener más información en nuestra Cerrar